Cada cierto tiempo es aconsejable renovar la caldera para actualizarse y evitar problemas de seguridad. Muchos hogares aún cuentan con las caderas atmosféricas, que en la actualidad son consideradas obsoletas, ya que pueden provocar intoxicaciones. Para que esto no ocurra, lo mejor es adaptar tu cocina para poder instalar una nueva caldera.

Dónde colocar la caldera en la cocina

A la hora de instalar calderas en tu hogar, suelen colocarse en la cocina. Esto se debe a que suele ser el lugar de la vivienda más idóneo para instalar la salida de humos. Renovar tu caldera, suele ir unido a realizar una reforma de cocina. El principal motivo de este cambio es que hay que introducir tubos y mecanismos que las antiguas calderas no llevaban.

Dónde colocar la caldera en la cocina

Cuando vayamos a decidir los muebles de cocina que vamos a colocar en nuestra cocina, deberemos decidir si queremos que la caldera esté tapada o al descubierto. Todo dependerá del estilo que tenga la sala una vez la hayamos reformado. Otra decisión que deberemos tomar es si pondremos la caldera en medio de la cocina o en una esquina de la sala.

Qué caldera es mejor para mi cocina

Dependiendo de la orientación y el tamaño de la cocina, encontraremos varios tipos de caldera que podremos instalar.

 

En primer lugar, están las calderas de gas estancas que se caracterizan por tener sellada la cámara de combustión. También destacan por tener mayor seguridad, ya que no se junta el aire con la combustión que se desprende.

Por otro lado, destacarían las calderas de condensación. Este tipo de calderas son similares a las estancas, pero con la diferencia de que se reutiliza la energía producida. De esta forma, lograremos conseguir una contaminación menor en nuestro hogar cada vez que la utilicemos.

Abrir chat