Nueva etiqueta de eficiencia energética: las claves para saber qué electrodomésticos son los más eficientes antes de comprarlos.

La nueva legislación europea elimina las clases A +, A ++ y A +++ de las etiquetas de los distintos dispositivos. Las nuevas etiquetas mostrarán una escala más fácil de interpretar, de A (más eficiente) a G (menos eficiente)

Se acerca la nueva etiqueta de eficiencia energética. A partir de hoy, los usuarios que quieran comprar un dispositivo tendrán una nueva escala que clasifica estos productos desde el nivel más bajo hasta el más alto de ahorro de energía. La novedad radica en las letras que se utilizaban hasta ahora para introducir estos valores. Los A + s desaparecen y la escala pasará de A a G. Se estima que el nuevo etiquetado permitirá ahorrar 200 teravatios-hora (TWh) de energía al año en la Unión Europea, lo que equivale a toda la energía consumida por el país báltico al mismo tiempo.

Sin embargo, los consumidores que están perdidos con los nuevos valores energéticos no tienen nada que temer. Los establecimientos mantendrán los mismos niveles de energía en los electrodomésticos que hay en stock hasta que se agoten a lo largo de este año. La etiqueta energética existe desde 1992: es una herramienta que permite a los consumidores comprender y comparar mejor la eficiencia de los electrodomésticos y, por tanto, tomar decisiones más sostenibles y económicas. Pero para que esta herramienta sea útil, debe ser simple, fácil de entender, y eso es lo que busca la nueva etiqueta energética.

Los refrigeradores, incluidas las bodegas, los lavavajillas, las lavadoras y secadoras, las pantallas electrónicas, las pantallas y monitores de televisión y las fuentes de luz son productos que tendrán una nueva etiqueta energética revisada.

Principales elementos de la nueva etiqueta de eficiencia energética 

  • Código QR: la adición del código QR permite a los consumidores obtener más información sobre el dispositivo simplemente escaneándolo con su teléfono inteligente. 
  • Nueva escala energética: de A a G, sin más clases \ ‘+ \’. 
  • Consumo energético: es específico de cada producto. Los refrigeradores, por ejemplo, incluirán su consumo anual; los lavavajillas, lavadoras y lavadoras-secadoras informan el consumo de 100 ciclos; el consumo de monitores y bombillas se refiere a sus horas de uso, incluidas las 1000 horas. 
  • Pictogramas: indican el rendimiento y las características del producto. Dependiendo del dispositivo, el número y el tipo de pictogramas pueden variar.

¿Cómo se clasifican los electrodomésticos con etiqueta energética? 

La etiqueta energética que contienen los electrodomésticos hoy y hasta marzo de 2021 clasifica la eficiencia energética mediante una escala de colores y letras que va de la \ ‘A \’ a la \ ‘D \’. 

Los colores verdes, especialmente cuando son más oscuros, indican una mayor eficiencia energética. Por el contrario, los tonos naranja y rojo indican las eficiencias más bajas. 

Las categorías A +, A ++ y A +++ son las más eficientes, mientras que \ ‘D \’ significa un mayor consumo de energía. 

  • A +, A ++ y A +++: alta eficiencia
  • A, B: consumo moderado
  • C, D: alto consumo 

Algunos aparatos con la etiqueta energética A +++ pueden consumir hasta un 50% menos de energía que los aparatos de la categoría \ ‘D \’. 

Con la implementación de la nueva etiqueta energética en marzo de 2021, los electrodomésticos que habían sido clasificados como \ ‘A \’, se convertirán en \ ‘B \’ o \ ‘C \’. Todos ellos tendrán un grado de eficiencia inferior al que tenían.

Abrir chat