Hacer una reforma en el hogar es un proceso que necesita de mucha preparación previa, ya que el resultado lo verás día a día. Por eso, es muy importante no precipitarse y tener muy claro todo antes de tomar una decisión.

Centralizar la mano de obra

Uno de los principales problemas que solemos encontrarnos a la hora de hacer una reforma, es poner de acuerdo a los electricistas, albañiles y fontaneros en las mismas fechas. Esto suele suceder cuando contratamos en varias empresas los servicios que vamos a necesitar. Como consecuencia de ello, podemos encontrarnos que la obra de nuestro hogar se alargue durante varios meses.

Aparte de las molestias que nos puede ocasionar, también puede afectarnos económicamente, ya que generalmente cuando se realiza una reforma total, se suele alquilar otro hogar hasta que la obra haya terminado.

En cambio, al centralizar la mano de obra en una sola empresa, el proceso de la reforma se agiliza de forma considerable. Encontrar este tipo de servicios en una sola empresa puede resultarnos difícil. Sin embargo, en Cocinas Oregón contamos con un amplio equipo profesional encargado de todas las fases del proyecto necesarias.

 

Elegir la máxima calidad posible

Una vez que ya tienes cerrado el equipo, llega el momento de escoger los materiales, así como el diseño que va a tener tu casa tras la reforma. Es importante elegir materiales de buena calidad. De lo contrario, podremos ver que el resultado final no quede como nos esperábamos en un principio.

Previsualizar el proyecto

Para no encontrarnos sorpresas que no sean de nuestro agrado, te recomendamos previsualizar un boceto de como podría quedar nuestro hogar tras la obra. En nuestra tienda, contamos con gafas de realidad virtual que permiten hacernos una idea del resultado final. De esta forma, si vemos que algo no nos convence del todo, estaremos a tiempo de cambiarlo.

Abrir chat