El verano es genial para revisar la casa y hacer pequeñas reformas para cambiar su aspecto y modernizarla, sobre todo si se trata de una casa de alquiler. No es necesario que se involucre en grandes remodelaciones, solo haga algunos cambios y mejoras para que su apariencia sea más atractiva. ¿Qué puedes hacer? 

1.- Una capa de pintura 

Las paredes dicen mucho de una casa, por eso pintar es siempre una tarea de mantenimiento imprescindible. Las paredes que se encuentran en buen estado y recién pintadas dan una sensación de limpieza, que se agradece en cualquier domicilio. Por cierto, las tonalidades neutras y claras añaden brillo y tienden a atraer a la mayoría de las personas. 

2.- Iluminación 

La luz es otro punto esencial. Una casa bien iluminada es más atractiva y no olvides que siempre da a las personas una percepción de mayor amplitud. Por ello, otra pequeña remodelación que puede (y debe) llevarse a cabo es potenciar la luminosidad, sustituir lámparas y apliques, o añadir nuevos focos de luz cuando sea necesario. 

Para la iluminación de la cocina, las luces LED son perfectas. Son eficientes energéticamente, lo que le permite ahorrar en los recibos eléctricos, al tiempo que brindan una iluminación esplendorosa e intensa para la cocina. 

3.- Pavimento 

Cuando decidimos que es hora de reemplazar el pavimento de nuestro inmueble, nos enfrentamos a una elección complicada, porque las casas modernas o clásicas tienen muchos tipos de pavimentos para elegir a la vez que diferentes tipos de materiales. Por eso, debemos escoger cautelosamente y considerar siempre nuestras necesidades. 

¿Qué tipo de pavimento escoger? 

  • Suelos vinílicos y sintéticos: Su ventaja es que ayudan a proteger la habitación del calor y el frío. Además, podemos encontrar varios modelos en el mercado, algunos de los cuales resultan muy decorativos y fascinantes.
  • Suelos laminados: Además de ser una solución eficaz para una superficie fácil de instalar, con una variedad de estilos para elegir, también ofrece muchos otros beneficios. No implican costos elevados y la durabilidad de este material es otra gran ventaja. Existen diferentes gamas y funciones en el mercado, por lo que cada cliente puede elegir el suelo laminado que mejor se adapte a sus necesidades y presupuesto disponible.
  • Madera natural: Son uno de los productos más populares en el tipo de suelo. Aportan calidez, resistencia y aislamiento.
  • Tarima flotante: Son láminas fáciles de montar e imitan muy bien la madera. En los últimos años, este tipo de suelo ha recibido una gran atención.
  • Suelos de baldosas: A lo largo de los años, se han desarrollado aún más en términos de diseño y función, y ahora las baldosas se pueden adaptar a todas las áreas de su hogar. Debido a la gran variedad de opciones existentes, estas baldosas también son adecuadas para dormitorios y salones, se pueden utilizar como suelos expresivos y son fáciles de tratar.
  • Mármol: Otra consideración es la ubicación del pavimento de mármol. El resultado es muy bonito, muy elegante y duradero.
  • Microcemento y hormigón: Este tipo de suelo tiene un impacto industrial significativo. En otras palabras, están diseñados para áreas industriales con mucho tráfico y que necesitan soportar cargas pesadas. 

4.- ¿Remodelación en la cocina? 

Hay algunas remodelaciones pequeñas que pueden hacer que una cocina se vea y se sienta como otra cocina. Cosas simples como reemplazar encimeras, manijas de muebles y grifos pueden cambiar su apariencia. Si el mueble está un poco anticuado, pero en buen estado, hay dos opciones: cambiar la puerta o pintar con spray. 

5.- Revisión de baño 

El baño junto a la cocina es uno de los espacios más transitados. Por eso, es fundamental que tengan buena imagen. Un gabinete, un espejo y un grifo nuevos pueden hacer maravillas. A pesar de ello, si desea un cambio drástico, puede pintar las baldosas o agregar revestimiento de vinilo en cualquier momento. Esto es mucho más asequible que realizar cambios y los resultados serán extraordinarios. 

6.- Espacio abierto 

Una casa luminosa y espaciosa atraerá a más personas. Ahora que ha llegado el verano, es el mejor momento para aprovechar la alegría y vitalidad que aporta la luz natural para adecuar el hogar a una tendencia que ha surgido en los últimos años, es decir, los espacios abiertos. 

No es preciso mucho trabajo para hacer esto. La demolición de una partición no es muy complicada y no es necesario demolerla por completo. Tomando la cocina como ejemplo, dejar media mampara tiene el mismo efecto, que se puede utilizar para colocar una pequeña barra desayunadora. 

7.- Renueva las puertas 

Si las puertas están obsoletas, pintarlas y reemplazar las manijas les dará nueva vida. Pero aún queda un largo camino por recorrer para reformarlas por completo: convertirlas en puertas correderas. Con la ayuda de un sistema de guiado externo, no es complicado y permite aprovechar mejor el espacio. 

8.- Instalación de gas en casa 

El consumo de calefacción es un gasto energético trascendente. Al actualizar la calefacción a gas en nuestra propiedad, debemos tener en cuenta los tres tipos principales de calefacción a gas. 

  • Calefacción de gasoil: esta calefacción es una combinación de caldera y radiador coordinados. Muy adecuado para casas grandes, en este caso, el depósito de agua está conectado a la caldera. Para las regiones frías, esta es una buena opción, pero la desventaja es que el costo del diesel no se puede entender con precisión porque cambia constantemente.
  • Calefacción por gas natural: es el sistema de calefacción más utilizado, especialmente en zonas urbanas. Es más adecuado para todo tipo de clima y consta de una caldera y un radiador. Entre sus ventajas destacamos su alto rendimiento y baja contaminación, la desventaja es que no se puede utilizar en todas las áreas y la caldera es un poco costosa. 

Haga clic en el enlace de a continuación, https://propanogas.com/deposito-granel/comparativa-propano-granel-energias y le mostraremos alternativas al gas natural. 

  • Calefacción a gas propano: La caldera mixta y el radiador se usan juntos, lo cual es muy cómodo, el problema es que la botella dura muy poco y el costo varía mucho, por lo que no podemos obtener un costo fijo. 

Todas estas son reformas que no se hacen esperar. Ahora los días de verano son más largos, puedes sacarle más provecho y puedes hacer que esta anticuada casa parezca nueva en menos tiempo y menos dinero de lo que crees.

 

Abrir chat