Una de las zonas con peor iluminación natural del hogar son los baños. Esto se debe, a que la mayoría de servicios suelen dar a un patio interior y en otros casos no cuentan con ventana. No obstante, este problema se puede arreglar. En el siguiente post te damos algunos trucos para dar una mayor iluminación al baño.

Los azulejos, la pieza clave

A la hora de decidir el diseño del baño, uno de los factores más importantes a tener en cuenta es el estilo que vamos a darle a las paredes del servicio. Dependiendo del color del azulejo, podremos conseguir más claridad en la sala.

Azulejos

Cuanto más claro sea el color elegido, mayor sensación de claridad lograremos obtener. En ocasiones, también podremos conseguir un toque de brillo en el servicio. Dependiendo del tamaño que tenga el baño, deberemos colocar los azulejos en formato vertical u horizontal. En el caso de que tengamos un baño pequeño con techos bajos, es recomendable colocar los azulejos verticalmente para que parezca más grande. En cambio, si contamos con baños altos y estrechos, los azulejos deberán ir de forma horizontal para que el espacio parezca más ancho y se reparta mejor la luz.

Los espejos, otro factor a tener en cuenta

Una vez que tengas decidido los azulejos del baño, hay que elegir otros elementos como los espejos. Este elemento decorativo, ayuda a que la sala pueda tener aún más claridad en el espacio.

Iluminación de espejos

Mamparas de baño de cristal o transparentes

Si en vez de bañera, tenemos un plato de ducha, deberemos instalar una mampara de baño para evitar que se pueda salir el agua al ducharnos.

Iluminación mamparas

Es importante no tratar de aislar esta parte del baño. Por eso, deberemos instalar mamparas de cristal o transparentes para que la luz pueda traspasar hasta la parte donde tengamos colocado el plato de ducha.

Abrir chat